Tipos de Fraude de Inversión

Los fraudes de inversión pueden tener muchas formas— y los estafadores pueden voltearse como una moneda cuando se trata de desarrollar nuevos discursos o avances para lograr el último fraude. Pero aunque la envoltura o gancho cambie, el fraude de valores más común tiende a caer en los siguientes tipos de estafa o esquemas:

Esquema de Pirámide—donde los estafadores reclaman que pueden convertir una pequeña inversión en grandes ganancias en un periodo corto de tiempo—pero en realidad, los participantes hacen dinero únicamente mediante “reclutar” nuevos participantes para el programa. Los estafadores detrás de estos esquemas típicamente hacen lo imposible para hacer que sus programas parezcan esquemas de mercadeo de multinivel legítimos. Los esquemas de pirámide eventualmente se caen cuando se torna imposible reclutar a participantes nuevos, lo cual puede pasar rápidamente.

Esquema Ponzi—donde un estafador “central” colecta dinero de inversionistas nuevos y lo usa para pagar pretendidas ganancias a inversionistas de primera etapa— en vez de invertir o administrar el dinero según prometido. El esquema lleva el nombre de Charles Ponzi, un estafador criminal de la época de los 1920 quien persuadió miles a invertir en un esquema de arbitraje de precio complejo que involucró sellos postales. Como los esquemas de pirámide, los esquemas Ponzi requieren un flujo permanente de entrada de dinero en efectivo para mantenerse a flote. Pero contrario a los esquemas de pirámide, los inversionistas en un esquema de Ponzi típicamente no tienen que reclutar a nuevos inversionistas para ganar una porción de las “ganancias”. Los esquemas Ponzi tienden a colapsar cuando el estafador al centro ya no puede atraer a nuevos inversionistas o cuando demasiados inversionistas tratan de sacar su dinero—por ejemplo, durante turbulentas crisis económicas.

Fraude de Manipulación del Mercado o Pump-and-Dump— donde un estafador deliberadamente compra acciones de un valor bajo de una compañía de comercio muy pequeña y luego esparce información falsa para crear interés en la acción y aumentar su precio de acción. Creyendo que están obteniendo un buen negocio en una acción prometedora, los inversionistas crean demanda de compra a precios altos que continúan aumentando. El estafador entonces “tira” sus acciones cuando el precio está alto y desaparece, dejando a muchas personas con acciones que no valen nada o casi nada. El fraude de manipulación de mercadeo se llevaba a cabo tradicionalmente por personas que hacían llamadas desde un cuestionable centro de llamadas, o por medio de fax o cartas por correo electrónico. Ahora, los medios más comunes son los correos electrónicos basura o mensajes de texto.

Fraude por Cuota por Adelantado —el cual juega con la esperanza del inversionista a que él/ella podrá revertir un error previo de inversión que involucraba la compra de una acción de bajo precio. El fraude por lo general comienza con una oferta de pagarle un atractivo alto precio por una acción sin valor en su portafolio. Para obtener el negocio, usted debe enviar un pago o cuota por adelantado para pagar por el servicio. Pero si lo hace, usted nunca verá ese dinero—o ningún dinero del negocio—otra vez.

Fraudes extranjeros— el cual proviene de otro país y apunta a inversionistas de Estados Unidos. Los fraudes extranjeros pueden tomar una variedad de formas, incluyendo todos los nombrados anteriormente. Muchos conllevan “Regulación S,” una regla que exime a compañías de Estados Unidos de registrar valores con la Comisión Nacional de Valores y Bolsa (SEC, por sus siglas en inglés) que son vendidas exclusivamente fuera de Estados Unidos a inversionistas “del extranjero.” Los estafadores pueden manipular este tipo de ofrecimientos al revender acciones Reg S a inversionistas de Estados Unidos en violaciones de la regla. Sea cual sea el método que tome el fraude extranjero, puede ser difícil para las agencias de orden público de Estados Unidos investigar este fraude o rectificar el daño a inversionistas cuando los estafadores actúan fuera de los Estados Unidos.

Para más información visita http://prevenciondelfraude.com/