Cuando se trata de fraude financiero, ¿quién sale victimizado?

Aunque usted puede reducir su vulnerabilidad si sabe de lo que se debe proteger cuando se trata de sus inversiones, casi todo aquel que invierte en un blanco potencial de fraude tiene grandes posibilidades de ser victimizado. Una encuesta llevada a cabo en 2007 por la Fundación FINRA examinó cómo conocidas víctimas de fraude financiero diferenciaron de las no víctimas. Entre los hallazgos clave, la encuesta identificó varios factores riesgo de fraude de inversión, incluyendo: tener inversiones de alto riesgo, que incluyen acciones bien baratas (penny stock), pagarés, futuros, opciones o inversiones privadas en monedas extranjeras; así como confiar o depender de amigos, familiares, o compañeros de trabajo para consejos en el campo de las inversiones (por ejemplo, una tercera parte de la muestra nacional— pero 70 por ciento de las víctimas—hizo una inversión basándose en consejos de un amigo o familiar); estar abierto a nueva información de inversión (por ejemplo, tres veces más que las tantas víctimas asistieron a seminarios gratis de inversión que la muestra nacional); fallar en verificar el historial de una inversión o un corredor de bolsa (por ejemplo, 1 de cada 8 víctimas falló en verificar si un profesional de inversión tenía un historial criminal, y 1 de cada 7 no cotejo si el profesional de inversión tenía licencia o estaba registrado); y el no poder detectar técnicas de persuasión utilizadas por los estafadores. ¿Cómo saber si está en riesgo de ser victimizado? Usted puede usar nuestro Medidor de Riesgo (Risk Meter, http://apps.finra.org/meters/1/riskmeter.aspx). Esta herramienta ayuda a evaluar si usted tiene alguna de las características y/o comportamientos que han sido demostrados como que hacen que algunos inversionistas sean más vulnerables que otros a fraudes de inversión.

Piense astutamente: Los inversionistas siempre deben preguntar si un valor está registrado con la Comisión Nacional de Valores y Bolsa (SEC, por sus siglas en inglés) —y si no es el caso, preguntar por qué no. No todos los valores y productos tienen que estar registrados con la SEC—tales como aquellos emitidos por el gobierno municipal, estatal y federal. La SEC también provee exenciones para ciertos ofrecimientos interestatales y pequeños ofrecimientos públicos y privados bajo una regla conocida como Regulación D (www.sec.gov/answers/regd.htm, información en inglés). Tenga en cuenta que la registración con la SEC no garantiza que una inversión sea buena o sea inmune al fraude. Asimismo, la falta de registración no significa que la inversión carece de legitimidad. La diferencia crucial yace en el nivel de riesgo extremo que usted asume cuando usted invierte en una compañía sin casi ninguna o ninguna información pública. La registración SEC lleva consigo un número de ventajas para los inversionistas que incluyen la divulgación de información financiera u otra información que puede ayudar a los inversionistas. Para más información, visite nuestra página http://www.finra.org/, donde ofrecemos recursos en inglés tanto como en español.